La medida muy necesaria por el alto tránsito, tanto de viandantes como de vehículos, sobre todo en horas punta, se acuerda porque los desarrollos urbanísticos afectados por los terrenos, pueden tardar años.
Existe en trámite una unidad de actuación, relativa a un desarrollo residencial hasta la Avenida de la Costera Norte en Cabezo de Torres, que afecta a toda la parte norte del Barrio de San Antonio, denominado ZM-CT1. 
Es por ello, que la Administración Local no puede construir o mejorar los accesos de Costera Norte, dado que serán los promotores los que construirán y costearán las calles, aceras, jardines, parques, y todos los elementos recogidos en la citada unidad de actuación ZM-CT1, cuando se ejecute.
Ahora bien, teniendo en cuenta el estado actual de la calle Colegio, sumado a la alta presión de tránsito de viandantes y vehículos, con el peligro que supone, que los peatones discurran junto a los vehículos, por un vial de doble sentido de apena cuatro metros de ancho, nos lleva a tomar la medida de construir un tramo de acera en precario, para que los peatones puedan estar diferenciados del tráfico de vehículos, salvaguardando así, la seguridad de las personas.  
Tras la reunión del alcalde pedáneo, Juanfra Roda, con los dueños de los solares adyacentes, estos no mostraron objeción alguna a ceder de forma anticipada al Ayuntamiento de Murcia la superficie necesaria, para poder construir una acera en precario, hasta tanto no se ejecuta la unidad de actuación ZM-CT1.
El pasado mes de febrero, se solicitó a la Concejalía de Urbanismo la cesión anticipada de la superficie suficiente para llevar a cabo la citada acera. Una vez concluido el expediente de cesión anticipada, con la conformidad de las partes, se promoverá la construcción de la acera por parte de la Junta Municipal. 

X