Los proyectos impulsados por el equipo de gobierno de la Junta Municipal, han sido incluidos en el Plan de Pedanías, Diputaciones, Barrios y/o Deprimidos 2022-2023 de la Región de Murcia.

Ambos viales afectados por un alto deterioro del pavimento desde hace años, por fin podrán ser renovados, al ser altamente transitados. La Avenida Juan XXIII por ser la arteria principal con la conexión del Barrio de María Auxiliadora y Zarandona, y la calle Mar Menor, por ser uno de los itinerarios recorridos por cientos de conductores para evitar entrar en el casco urbano, que conecta las avenidas principales de acceso a la pedanía desde la ciudad de Murcia, como lo son, Avenida de Murcia y Alto Atalayas. Además se repondrá el asfalto en el tramo de Avenida de Alto Atalayas, entre Rambla del Carmen y Costera Norte, que también presenta un estado de deterioro importante.

El alcalde pedáneo, Juan Francisco Roda insiste en que se «está trabajando intensamente en la planificación debida de las obras necesarias en Cabezo de Torres, conociendo los tiempos de licitación y contratación de las obras, para que puedan ser una realidad lo antes posible. Sobre todo teniendo en cuenta que se trata de actuaciones, con una necesidad imperante, que además, viene de lejos».

Por su parte la Concejala de Pedanías, Ainhoa Sánchez ha explicado que «hay que tener en cuenta que una vez que estén redactados los proyectos y se liciten, vendrán las adjudicaciones, que suelen ser por un precio más bajo que el de licitación. De hecho, el año pasado pudimos ejecutar más obras con el dinero que sobró de las adjudicaciones. Por tanto, es la intención de este equipo de Gobierno poder ejecutar también para este año más obras de las que se han anunciado por ahora con el dinero remanente que quede gracias a las bajas en las adjudicaciones».

Se espera que la licitación global de las obras, que afecta a otras ocho pedanías, pueda están en curso antes de fin de año y la ejecución de las obras a principios de 2023.

X